La mercancía estaba oculta entre la carga declarada, siendo las sustancias intervenidas ácido sulfúrico, líquidos corrosivos o ácido tricloroisocianúrico

La Guardia Civil de Baleares e Inspectores de Transporte del Govern han interceptado cuatro toneladas de mercancías peligrosas, entre ellas ácido sulfúrico, transportadas a bordo de 14 camiones llegados de la Península hasta el puerto de Palma.

En un operativo denominado ‘Estiba’, el Instituto Armadodetectó varias partidas de envío de mercancías peligrosas sin señalizar, ni declarar a las Autoridades Portuarias del Puerto de Palma.

Según han explicado en un comunicado, la mercancía estaba oculta entre la carga declarada, siendo las sustancias intervenidas ácido sulfúrico, líquidos corrosivos o ácido tricloroisocianúrico.

Así, realizaron un estudio de las empresas que fletaban envíos de mercancías a través del Puerto y que pudieran tener relación con estas mercarías y obtuvieron varias matriculas de tractocamiones que realizaban frecuentes viajes entre Mallorca y la Península.

Como resultado se realizaron diversos controles a la llegada al Puerto de los buques procedentes de la Península durante varios días, procediendo a la inspección y verificación de las mercancías de un total de 14 tractocamiones y sus respectivos remolques, hallando un total de 4.227,546 kilos de mercarías peligrosas sin declaración ni señalización.

www.elperiodico.com

es Español
X

Pin It on Pinterest